Formulario de acceso

Un ambientólogo asturiano ganador del Premio Uni>Proyecta

El ambientólogo asturiano Máximo Calvo Ordás, junto con sus compañeras Ainhoa Cid del Valle y Natalia Ferrera Losa, han recibido el premio al mejor proyecto emprendedor universitario de excelencia que impulsan Universia y la Red Universitaria de Asuntos Estudiantiles (RUNAE), conocido como Uni>Proyecta.

Este joven equipo ha desarrollado el proyecto KARTEN, una iniciativa empresarial que compagina la teledetección con los sistemas de información geográfica con el objetivo de dar soporte técnico a las empresas y ayudar a las mismas en la toma de decisiones.

Karten ganadores del premio Uni>Proyecta

Acastur ha tenido la suerte de poder entrevistar a Máximo y conocer de primera mano tanto el proyecto como las aportaciones de un licenciado en Ciencias Ambientales en este campo.

¿Quien forma Karten?

El equipo de Karten actualmente lo componemos tres personas. Junto a mí, en este proyecto están mis compañeras Ainhoa Cid y Natalia Ferreira. Los tres somos especialistas en teledetección y SIG, pero venimos de distintas ramas académicas, lo cual nos da la ventaja de ser un equipo multidisciplinar.

¿Cómo decidisteis crear vuestra propia empresa?

La idea surgió hace cosa de un año durante una charla que el astronauta Pedro Duque dio en Gijón. Ese día conocimos los cubesat y nos preguntamos por qué no estaban siendo utilizados en teledetección. Empezamos a investigar y vimos que había una gran oportunidad de negocio, ya que a pesar de tratarse de una tecnología sobradamente probada no se estaba aplicando a ese campo, sino que se estaba siendo utilizada con fines académicos o de investigación. Además hay que sumar el actual panorama laboral, el cual jugó un papel importante a la hora de animarnos a dar el paso final.   

 

¿En qué consiste el proyecto por el que os han dado el premio?

En los premios nacionales Uniproyecta se evaluaba el proyecto empresarial en su totalidad. Todo en la empresa gira entorno a la teledetección y el SIG, pero podemos decir que tenemos dos ramas bien diferenciadas.

Por un lado tenemos una rama en la cual ofrecemos servicios basados en estas tecnologías y que están encaminados a ayudar a las empresas a gestionar sus recursos. Hemos intentado darle un enfoque distinto y desarrollar servicios muy concretos y focalizados, que nos permita salvar esa barrera de desconocimiento que existe de estas tecnologías fuera de su entorno habitual de aplicación.

Por otro lado tenemos nuestra rama de I+D+i, donde además de buscar nuevos servicios y evolucionar algunos de los que ya ofrecemos, tenemos el desarrollo de nuestro nanosatélite, el Kartensat. Este proyecto es sin duda el que más visibilidad y notoriedad nos está dando, además nos da un factor de diferenciación que posiblemente sea lo que nos ha llevado a ganar el premio Uniproyecta y recientemente el segundo concurso nacional de Elevator Pitch.   

¿En qué punto se encuentra vuestro proyecto?

Acabamos de salir al mercado y estamos dando nuestros primeros pasos como empresa, de momento la acogida está siendo muy buena, lo que hace que afrontemos el futuro con muchas esperanzas.

¿Qué aplicaciones al medio ambiente tiene este proyecto?

La relación de la Teledetección y el SIG con el medio ambiente es muy estrecha y ya viene de largo, es más, estas técnicas hasta no hace tanto se usaban mayoritariamente en el campo del medio ambiente, pero debido a su gran potencial, cada día están siendo llevadas a nuevos nichos de mercado.

¿Cuáles son vuestros proyectos/planes futuros?

Nuestros planes ahora pasan por consolidar la empresa en el mercado y encontrar financiación para el proyecto del nanosatélite. Además, tenemos un par de ofertas sobre la mesa de la Agencia Espacial Europea (ESA) que tenemos que estudiar y valorar.

¿Que te ha aportado tu titulación de Licenciado en Ciencias Ambientales para el proyecto de Karten?

Si tuviera que destacar algo sería la polivalencia y la visión científica. Muchas veces se nos tacha de estar poco hiperespecializados, eso es debido a la visión amplia y global que requiere el medio ambiente para su análisis, profundizar en ciertos campos sería sacrificar conocimientos en otros. Sin embargo esto a veces juega a nuestro favor, durante mi día a día trato con gente de mundos muy distintos al nuestro, desde astrofísicos a juristas pasando por ingenieros y esa polivalencia que tantas veces juega en nuestro contra acaba siendo un plus. Además está la visión científica que vamos adquiriendo a lo largo de la carrera, en un primer momento no te das cuenta de ello, pero cuando empiezas a trabajar en equipos multidisciplinares enseguida te percatas que la manera que tienes de afrontar los retos es muy diferente a la de otros compañeros, por ese motivo cada día es más habitual ver empresas que tienen gente de perfiles académicos muy diversos en sus equipos.  

¿Animarías a otros licenciados y graduados en Ambientales a iniciar un proyecto empresarial?

Por supuesto. Son momentos complicados, pero de grandes cambios y esperemos que en un futuro más bien cercano las empresas de medio ambiente vayan adquiriendo una mayor relevancia a nivel nacional y así poder acercarnos cada vez más a una economía sostenible.

 

Desde Acastur queremos agradecer a Máximo el tiempo dedicado, deseándole mucho éxito en el futuro.

Imágenes: http://karten.es/